Páginas vistas en total

15 jul. 2012

ESO DE PREGUNTARSE DE QUÉ SE TRATA TODO ESTO




Obra: Remedios Varo. "Fenómeno".




Escribir frente a una pantalla. Los dedos se mueven sobre el teclado, los ojos observan cómo se van formando palabras en un rectángulo de luz. Una línea vertical aparece y desaparece, a la espera de nuevas palabras que vayan surgiendo tras titubeos que serán tal vez pensamientos (o paréntesis en la existencia).

La realidad se reduce al sonido de las teclas, a la sensación de movimiento y presión de los dedos, al parpadeo que interrumpe momentánea e imperceptiblemente la fluidez de la lectura, al frío del aire que espera cerca de la nariz.

O tal vez no se reduzca en absoluto, porque al escribir se reduce, la conciencia se amplía para recorrer la totalidad del cuerpo, lo que sucede en el interior, los ruidos que provienen de afuera, y es como una piedra arrojada a un estanque, con ondas que se expanden, por lo cual nunca puede reducirse.

En realidad, es la identidad la que quiere reducir la realidad. Minimizarla para comprender, llevarla en el bolsillo, un sobre prolijamente doblado en la mesa de luz.

Ampliar la identidad requiere aceptar la realidad de la alteridad. Abrirse a la espera de otros dedos ojos teclados paréntesis piedras.

Reverberar en una sola multiplicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario