Páginas vistas en total

1 jul. 2013

CAÍDA DE ESTACIONES

Hubo un tiempo
en que no teníamos nombre

Corredor natural de ese tiempo
era nuestra risa

La tierra entraba por los pies
Y llegando a la boca era agua

Más tarde se hizo temprano
Y una invasión de voces calló

Salpicado de telarañas
El aire en el aire

Y el pulmón quieto
Y la mirada quebrada

La salida, una luz opaca
para pedir perdón por no tener más

Hubo un tiempo
Cuando bastaba con el nombre

Tres cruces podían el desgarro
De un cielo demasiado extenso.



No hay comentarios:

Publicar un comentario