Páginas vistas en total

8 sept. 2017

Herbert List



Llueve, es de tarde y oscurece.
La luz del astro se ha cubierto con una mortaja gris.
La noche se asoma entre penumbras, y el viento sacude 
con violencia el sauzal adormecido.
Un trueno anuncia la llegada del aguacero
que en pocos minutos lo inundará todo.
Muchos correrán, otros se verán empobrecidos
pero mi barca serena sobre tu agua quieta...

Llueve y el agua cae sin relieve contras las piedras secas.
Esa lluvia que se desploma sobre la tierra como un mundo
distinto que se ignora.
Líquido que estuvo siempre, en toda forma,
oculto bajo al sol y el mediodía,
y es solo una presencia silenciosa
apenas gris, apenas triste, apenas...

mi corazón bajo tu lluvia
y debemos nombrar de nuevo cada cosa
todos los seres tienen otro nombre
bajo esta niebla que los aprisiona...

Y sobre esta ciudad desconocida
no sé 
si me llovés en el corazón o 
son todas las cosas que lloran...

No hay comentarios:

Publicar un comentario