Páginas vistas en total

6 feb. 2012

PACTAMEN

Mi río de savia roja recordará esta promesa

y exigirá al dedo índice que describa el infinito.

Sin llave abrirá la puerta. Timbre viceversa.

Yo te invito ahora a clavarme si fueras espada

apretando mi cinto sobre la cadera de bisagra.

La sangre no te la debo. La tengo acuchillada.

Chirriante irán subiendo ascensores botón

de líquida luz espesando poros de vos de mí.

Te quiero adentro hoy yéndote en alimento

para mis huesos, en cualquiera de mis huecos.

Abrocho al presente la firma de mi mañana.

Si es sobre mi tobogán de garganta te ingiero.

Y te trago en reversa en el anillo de mis entrañas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario