Páginas vistas en total

10 mar. 2013


Bebamos para que el tiempo duerma de nosotros.
Para que el alcohol haga estallar en trozos inermes
Todos los espejos de todos los dolores.
Bebamos y que la pena navegue en gotas
Los mágicos estuarios que urden las neuronas.
Que las palabras se encarnen como anzuelos en los labios
Y una erupción de sentidos desterrados
A borbotones se confunda en la boca.
Bebamos y que los ojos disparen rayos rojos
Que borren los contornos de todas las siluetas.
Y que las manos descubran tocando a tientas
La fragilidad de lo hondo y lo mismo.
Bebamos y simulemos que existe el arte
De tallar a voluntad la forma del olvido.



Obra: Johnson Tsang.

No hay comentarios:

Publicar un comentario